Lo inmediato

Hace mucho que no escribo, y opino que es una costumbre que no se puede perder…

Vivimos en el mundo de lo inmediato, donde nuestra paciencia tiene segundos.
Queremos respuestas e información de forma instantánea.

El no lo sé se ha sustituido por el no puedo o no me funciona. Cambio cualitativo importante, donde lo peor, no es, no saber, si no, no saber buscarlo o acceder a la información.

Por lo tanto, las personas, que aunque desconozcan la información, pero mejor puedan acceder a ella, son las que más adaptadas social-tecnológicamente, van a estar para los años venideros.

Serán más competitivos y tendrán más opciones a un puesto de trabajo.

Somos, el resultado de la ejecución de nuestro código genético, más la suma de nuestras experiencias.

Dicho de otro modo, la arquitectura básica de nuestro cerebro, la tenemos en el momento de nuestro nacimiento, pero todas las conexiones que se producen en nuestras neuronas, a lo largo de nuestra experiencia/vida, van a venir en mucho determinadas, por el ejercicio del mismo, la forma y el enfoque, en que realicemos, ese trabajo interno, denominado pensar.

Internet, está cambiando la forma de pensar del ser humano, en tan solo los últimos 10 años, el acceso a la red está siendo masivo, por parte de la humanidad, es posible, que con nuestras generaciones, los cambios, no sean muy grandes, pero esos chiquillos/as que apenas gatean y empiezan a meter zarpazos a las tabletas, no van a procesar la información de la misma forma que nosotros, no van a tener necesidad de utilizar tanto la memoria, pero si de saber que herramientas deben de utilizar para poder acceder a la misma y comprenderla.

Está carrera, por el acceso e integración del ser humano, con sistemas de información, conociéndonos, hace falta pensar poco, para llegar a la conclusión, de que pronto avanzaremos, en era de las tecnologías de la información, para empezar hablar de la era de la integración hombre-sistemas de información.

Nadie duda, que cuando bajamos de los árboles, y nos erguimos, sobre nuestras piernas, se produjo un cambio cualitativo, nos dió una ventaja táctica, pero también cambio la forma en que estábamos pensando, eso nos cambio sin lugar.

El hombre al mirar hacía las estrellas también lo produjo, y el punto de vista, de las personas, que han visto la tierra desde el espacio ( me encanta denominarlos homo espacius ) también han sufrido un cambio cualitativo similar, aunque su número es muy pequeño actualmente, lo mismo sucede con internet, pero teniendo en cuenta, que su número es de miles de millones de personas de este planeta denominado Tierra.

Y este cambio cualitativo, se está produciendo delante de nuestros ojos, a una velocidad de vértigo, pero apenas lo estamos sintiendo o siendo conscientes del mismo.

Lo que no cabe duda, es que las próximas décadas van ser muy interesantes  😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *