Los SEO no son magos, ni tienen barita.

Uno de los servicios que más están pidiendo las empresas, en los últimos meses, es el posicionamiento web. Lo cual no deja de ser curioso, porque antes de la crisis, te decían que no podían vender más de lo que producian, y no necesitaban este tipo de herramientas, aunque hay que reconocer que ha habido empresas, que han decho los deberes, y siendo previsoras, se han preocupado por cuidar su presencia en inet.

Las personas que se encargan, del posicionamiento web, se les denominan SEO, este termino viene de “Searh Engine Optimization” su traducción sería: “Optimización para Motores de búsqueda”.

Tendemos a imaginar a los SEO como personas, que manejan conocimientos que están lejos del alcance del resto de los mortales, lo cual no es cierto, la principal función del SEO es la de definir, diseñar, implementar y marcar los objetivos, que precisa la empresa, para ganar en cuanto a presencia en inet se refiere.

Ningún SEO, puede garantizar que conseguirá sus objetivos, cierto es que el trabajo constante y bien realizado suele conseguir resultados positivos, pero nadie, puede asegurar a su empresa, que va a obtener un éxito del 100%, dado que los SEO no tienen nada que ver con las empresas propietarias de los  buscadores.

Los buscadores premian unas determinadas acciones y penalizan otras, la politica de los buscadores es premiar a las personas que enriquecen la red, que crean y aportan, eso hace que sean premiados positivamente. En cambio los que buscan aprovecharse del funcionamiento de estos mecanismos, produciendo o utilizando escensarios “no naturales” sino forzados, por lo que se rigen los buscadores serán penalizados.

En definitiva se premia el trabajo (whiteseo), real, positivo y se penaliza forzar los resultados, y el uso de técnicas negativas, que nada tienen que ver con la realidad (blackseo).

Es importante conocer a la persona/empresa que va a realizar las labores de posicionamiento, dado que dependiendo las técnicas que utilice, puede producir resultados positivos o negativos. Incluso utilizando técnicas “legales” no penalizadas por los motores de búsqueda, se pueden producir resultados negativos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *